43a. Peregrinación Ciclística Guatemala-Esquipulas

Autor: nicorleone
43a. Peregrinación Ciclística Guatemala-Esquipulas

Ciclistas esquipultecos viajan a El Rancho, El Progreso para venir con los ciclistas capitalinos y acompañarlos en el recorrido.

EMPEZÓ COMO LA AVENTURA DE TRES AMIGOS Y AHORA, CUARENTA Y TRES AÑOS MÁS TARDE, ES UNA TRADICIÓN CICLISTA EN GUATEMALA

Cicloperiodismo. Fué en 1972 cuando Humberto López, Carlos Flores y Salvador Toledo -tres mecánicos ciclistas- se pusieron de acuerdo para hacer una visita de fe a la lejana tierra de Esquipulas, a doscientos veintidos kilómetros de la ciudad de Guatemala.

Como todo marchó bien en la primera aventura de “cuates“, volvieron a la capital para compartir su experiencia ciclista con otros amigos y clientes -cada uno en su respectivo taller- y decidieron repetir el colazo un año más tarde.  Ellos mismos no tenían idea de lo que acababan de iniciar y lo que representaría para el ciclismo guatemalteco años más tarde.

Ya para enero de 1973 ya no eran solo tres los ciclistas en la carretera.  Aunque se fueron sumando de poco en poco, el grupo de ciclistas -principalmente católicos- el rumor del grupito de ciclistas que pedaleaban más de doscientos veinte kilómetros se regó como llamarada de pólvora y es lo que ahora todos los ciclistas esperamos cada nuevo año:  La Travesía Ciclista a Esquipulas.

EN LA CUESTA "DEL INGENIERO" durante la Travesía del año 2007.
EN LA CUESTA “DEL INGENIERO” durante la Travesía del año 2007.

Muchos la llaman Peregrinación, otros la conocen como Romería.  Otros que profesan una creencia distinta se integran al ahora numeroso pelotón para vivir la experiencia de pedalear esta ruta que por ya dos generaciones mueve masas… y todas en bicicleta.

HEREDANDO LA ORGANIZACIÓN

Don Rubén López organiza la Travesía a Esquipulas desde 1980.   Foto: Robin Martínez
Don Rubén López organiza la Travesía a Esquipulas desde 1980.
Foto: Robin Martínez

Ocho años después de iniciarse la tradición, los tres aventureros ciclistas tuvieron cada quien sus distintos compromisos y, para no dejar morir el “bonito colazo“, tomaron cada quien su rumbo y decidieron heredar la organización del grupo a Rubén López (hermano de Humberto) y quien a partir de entonces se unió al grupo y actualmente dirigie oficialmente toda la logística para hacer realidad la Travesía Ciclista a Esquipulas desde 1980.

Desde entonces el nombre de Rubén López es conocido por todos aquellos que durante años han decidido sufrir el cansancio, los calores, la insolación y la desidratación de recorrer la carretera al oriente de Guatemala durante más de diez horas.  Aunque casi al principio de la historia muchos iniciaban el recorrido a las 4:00 de la mañana, muchos han llegado a Esquipulas ya cuando la noche ha caído… pero su fe y su amor al ciclismo les hace seguir montados en su bicicleta hasta ver aparecer la insigne Basílica de Esquipulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>