Démosle una manita a la Ciudad de la Felicidad

Autor: nicorleone
Démosle una manita a la Ciudad de la Felicidad

Por Alfonso López - Esquipulas - / La Madre Silvia, de la Ciudad de la Felicidad, vino a visitarme. Lucía preocupada porque el proyecto no ha avanzado como lo ha soñado.

Me dijo: “Creo que los esquipulteco no han entendido sobre la grandeza e importancia que tiene esta Ciudad para todos. No se trata símplente de albergar a niños huérfanos… bueno, hay que educarlos en la fe y mejor si se hacer gente al servicio de Dios, pero no es sólo eso. Queremos contruir un hospital.

Es increible que en pleno Siglo XXI, aquí en Esquipulas, se muera gente sin siquiera saber de qué murió. Tenemos que tratar a la gente que se enferma y no ser indiferentes al sufrimiento humano. Tenemos que crear talleres para preparar a los jóvenes en tantos quehaceres.

Nos falta mucho por hacer, por eso queremos que todos nos involucremos en esa responsabilidad, porque la tarea  no es sólo de las madres que estamos allí… es de todos lo esquipultecos… ¡Si le contara hasta donde he llegado pidiendo ayuda!… y no encuentro, así que por favor, todos, jóvenes y adultos nos unamos para que este lindo proyecto sea una realidad… ¡Que avance! ¡Que no se quede estancado!”

A veces su rostro se iluminaba por el entusiasmo y a veces se ensombrecía por la tristeza y la impotencia. Madre Silvia es una colombiana alegre, expresiva y con un enorme deseo de servir y de hacer bien las cosas.

Escribo este pasaje para que nos unamos a ella, para que la visitemos, para que le escribamos, para que nos cuente sobre sus sueños y nos hagamos colaboradores de ellos. No se si tenga un espacio en esta página social pero su dirección es ciudadelafelicidad@hotmail.com o visite en facebook

Catgorías: Eventos, Sociales

Los comentarios están cerrados.