El Cristo Negro: una devoción enraizada en las montañas venezolanas

Autor: nicorleone
El Cristo Negro: una devoción enraizada en las montañas venezolanas

El esquipulteco David Gonzales, hizo que su devoción por el Milagroso Señor de Esquipulas se extendiera hasta las montañas de Venezuela. El amor por su terruño transformó un bello paraje rural en esa nación sudamericana en un lugar de peregrinación. Leer noticia ….

El vía crucis recorre cada Semana Santa 10 kilómetros desde la población de La Azulita, hasta la pequeña aldea de El Paramito. Es una celebración singular que llama la atención por las manifestaciones de fe que genera y el colorido que la acompaña en cada curva del camino

Para llegar a la Capilla del Cristo Negro hay que transitar por una estrecha vía que nos conduce desde La Azulita hasta la aldea El Paramito. Es una capilla sin muros, enclavada en un lugar con una imponente belleza dominada por el espectáculo que nos ofrecen los picos más altos de la serranía norte merideña: El Campanario y El Tambor. Sin duda alguna, un lugar fuera de serie que invita a la oración y a la contemplación.

Esta hermosa construcción fue levantada en 1997 por David González y su esposa Nelly Mazzei, y en apenas 15 años se ha constituido en un punto de referencia para los lugareños y visitantes. “Para mí no es una sorpresa lo que ha acontecido con la imagen del Cristo Negro aquí en El Paramito”, afirma Don David, apoyado en su bastón con la mirada puesta en la santa efigie.

Yo nací y crecí en Esquipulas, una ciudad rural del Departamento de Chiquimula en Guatemala, y desde muy joven fui testigo de cómo la veneración crecía año tras año a esa imagen de Cristo clavado en la cruz. Hoy en día se cuentan por centenares de miles los peregrinos a la Basílica de Esquipulas. Por eso es que tuve la creencia que al traer a mi hogar al Señor de Esquipulas, en los andes venezolanos ocurriría algo muy similar“.

Y efectivamente ocurrió. Durante estos años ha crecido el fervor, hasta el punto de que se le otorgan cualidades milagrosas. Diariamente vienen feligreses y curiosos al sitio y durante la Semana Santa es todo un acontecimiento el flujo de gente que sube hasta la pequeña aldea a ver el rostro azabache y afable del Cristo.

Recuerdos de su origen

Pero estos 15 años transcurridos son la última etapa de una historia mucho más larga que se remonta a la época colonial, en una ciudad recién fundada por los colonizadores españoles y ubicada en un fértil valle cercano a lo que hoy es la frontera con los países de El Salvador y Honduras. Corría, entonces, el año de 1595, cuando un joven indígena se sentó a descansar en un tronco en medio de sus labores del campo. De pronto una nube en el cielo formó una hostia radiante y en el centro apareció la imagen del Cristo Negro como se la puede observar ahora. El joven corrió a contar su visión y el prodigio trascendió de su hogar a toda la comarca hasta que intervino el cura de la localidad cuando los parroquianos comenzaron a visitar el sitio de la aparición.

El Arzobispo de la remota ciudad de Guatemala tomó cartas en el asunto y dada la pasión y la intensidad de los creyentes de Esquipulas en la aparición de Cristo en su tierra, ordenó una talla basada en la descripción que hiciera el muchacho. Un escultor portugués llamado Quirio Cataño estuvo a cargo de la obra que ocupa el sitial de honor de la Basílica de Esquipulas construida para venerarlo.

¿Ficción o realidad?. No se sabe porque el relato se pierde en las brumas del tiempo y se confunde con la leyenda. Lo que sí se conoce con certeza es que la veneración a esta imagen ha subsistido durante más de 400 años.

Don David González ha vivido buena parte de sus más de 80 años en Venezuela. Fue en este país en donde, según sus palabras, nacieron y crecieron sus hijos y nietos, y donde quiso sembrar esta manifestación de fe que lo ha acompañado a lo largo de su vida. Él cuenta que el Padre Deogracias Corredor, por aquellos años el párroco de La Azulita, le captó su inquietud y cuando supo que traería desde Guatemala a su parroquia una réplica de aquella imagen tan milagrosa se le ocurrió la idea de llevar a cabo un vía crucis cada Domingo de Ramos que culminara en la capilla de El Paramito.

“Recuerdo una anécdota de esa primera peregrinación”, señala Don David. “El Padre Corredor era muy optimista con su iniciativa, pero yo no lo era tanto. Un recorrido tan largo no era algo corriente y a mí me pareció que sería conveniente recibir en la capilla a los peregrinos con un refrigerio. ¿Cuántas personas cree usted que suban a la peregrinación?, le pregunté al Padre Corredor. Él hizo silencio y no me contestó a la primera. Y yo insistí diciéndole que a lo mejor vendrían unos 30. Por fin me dijo que quizá subirían unas 60 personas. Fueron más y nos quedamos cortos con el refrigerio. El primer año participaron más de 300 personas. A partir del segundo año comenzamos a ver visitantes de otras localidades como El Vigía, Santa Elena de Arenales y Maracaibo.

Abrazado en la fe

Este flujo de creyentes lejos de detenerse se amplía y crece. Traje la imagen del Cristo Negro a El Paramito como una expresión de gratitud y esto ha tenido una gran trascendencia en la zona; sobre todo cuando nos referimos a la peregrinación. Da gusto ver cómo llegan autobuses llenos con gentes de lugares cada vez más remotos”, concluye González con emoción en su voz.

Escrito por Enrique Inciarte/DLA Mérida
Catgorías: Eventos, Religiosos

10 Comentarios

  1. Leticia Gonzalez dice:

    Asi es la historia Señores. Mi padre, el Señor Gonzalez (como suelen decir los venezolanos), Don David en buen chapín; toda la vida ha sido una persona muy pero muy emprendedora, hombre preparado, culto ,amigable ; jamás se olvidó del terruño y cuando sus condiciones físicas se lo permitieron, venia a Esquipulas y disfrutaba con los amigos, disfrutaba también los platos típicos y que tanto más puedo contarles. Pues bién , “EL” el esquipulteco ausente llevó una replica del Santo Cristo , lo colocó en un sitio donde el valle quedara a sus piés y se dió a la tarea de divulgar la fé. Orgulloza me siento de ser desendiente de un personaje como él. Dios le bendiga papá.-

  2. omar de valdivia dice:

    Estas son historias que conmueven y que nos hace sentirnos mas orgullosos de este pedacito de tierra enclavado en el punto trifinio entre las hermanas republicas de HONDURAS Y EL SALVADOR. DIOS LE BENDIGA SEÑOR GONZALEZ,no le conozco personalmente,pero eso no es necesario si estamos unidos por la FE en el CRISTO NEGRO…

  3. Nancy Ortega dice:

    Quiero dar fe de lo escrito anteriormente, aunque no he ido a todos los aniversarios, personalmente he podido presenciar la inmesa fe y como crecen los devotos en cada aniversario, es impresionante. Igualmente mis felicitaciones y mis respetos por la excelente labor que Don David, su familia, el padre Victor y todos los habitantes del Paramito y de La Azulita que acaban de crear una fundacion que estoy seguro beneficiara mucho a todos.

  4. Patricia Mejia dice:

    Gracias don David por llevar a nuestros hermanos venezolanos a nuestro Cristo Negro de Esquipulas, y yo sé que allá también estará haciendo milagros. Quiero compartir el milagro que yo recibí del Cristo de Esquipulas: contra todo pronóstico médico, que decían que no podría tener hijos, El me dió dos hermosos hijos sanos, que ahora tienen 18 y 16 años y uno de ellos quiere ser sacerdote. Así que sigamos teniendo fe en El, porque nunca nos abandonará.

  5. AMB dice:

    Hola todo el mundo, El Cristo Negro a cambiado mi vida y las vidas de mis familiares. Gracias por TODO!!
    Los amo
    AMB

  6. nibia dice:

    esperamos hacer una campaña para fundar una casa de ayuda a jovenes con problemas de displicinas

  7. nibia dice:

    se me olvida decirles donde en la azulita estado merida venezuela

  8. Frank Cuevas dice:

    Tuve el Honor de conocer personalmente al Lic. Don David Gonzalez y compartir con EL, una Hermandad y un motivo de vivir que nos unirá por siempre, en pro de la Educación y el Rescate de Valores de la Juventud en La Azulita-Mérida-Venezuela..Scter. Frank Cuevas-Com. Reg. Asoc. de Scouts de Venezuela

  9. Evelia Castillo dice:

    Es un honor y una inmensa dicha, conocer a Don David Gonzalez y su honorable esposa Dona Nelly, Nunca le daremos suficientes gracias a Dios por tenerlos entre nosotros, son un gran ejemplo de amor cristiano y de moral y buenas costumbres Dios los bendiga, tienen un puesto en la estima y el corazon de los que amamos este bello lugarcito del mundo, La Azulita.

  10. anthony dice:

    que bien el cristo negro de la azulita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>