Veinte años no es nada!

Autor: admin
Veinte años no es nada!

¡Cómo pasa el tiempo! El 15 de enero de 1,991, a las 10.30 de la mañana, con más de dos mil personas que me acompañaban, recibí de manos del profesor Manuel Maderos Guerra la Vara Edilicia que simbolizaba el traspaso de mando del gobierno municipal a mi persona.
El siete de noviembre de mil novecientos noventa había ganado las elecciones con el ya desaparecido Movimiento de Liberación Nacional (M.L.N.), en una competencia reñida contra el profesor Joel Méndez Pinto de la Unión del Centro Nacional (UCN), Marcos Manuel Moreno Recinos del Partido de Avanzada Nacional (PAN), el también profesor Ariel Villeda del Partido Revolucionario (PR), y Héctor Ramírez de la Democracia Cristiana Guatemalteca (DC).

Aún recuerdo que a pocos minutos de conocerse el veredicto final tuve la intención de acercarme al Centro de Votación del INBOICA, pero soldados y comisionados de aquel entonces no me dejaron pasar. Todavía era un ciudadano común y corriente, sin embargo, minutos después que la emisora local anunciara el veredicto en el que se me declaraba ganador, los mismos soldados y comisionados que hacía unos momentos me habían impedido el paso, llegaron y me rodearon brindándome protección. ¡Ya era el Alcalde electo de Esquipulas!

La multitud estaba eufórica y yo, el alcalde recién electo, estaba sumamente emocionado, pues no cabía en mi pecho la alegría de convertirme en el alcalde de los esquipultecos y a la vez nervioso, porque sabía que el reto era grande y había que cumplir con un pueblo que esperaba más de las nuevas autoridades.

El 15 de enero de 1,991 tomé posesión. Atrás de mí, los miembros de la nueva corporación municipal: el licenciado Maximino Pérez Díaz como concejal primero, la profesora Noemí Isabel Cerón Martínez como concejal segundo, la profesora María Lucinda Leiva de Argueta como Concejal Tercero, Ramón Peralta Villeda como Concejal Cuarto, la profesora Alicia Paz Figueroa, como Concejal Suplente. Cristóbal de Jesús Escobar Agustinos, como Síndico Primero, Napoleón Aguirre Mejía como Síndico Segundo y el señor José Luis Martínez Iriarte como Síndico Suplente.

Aún resuena en mis oídos la lectura del acta que estuvo a cargo de la Secretaria Municipal profesora Carmen Eduviges López de Hernández. Y aparte de los cientos de fotografías que aún conservo, me veo otra vez, en mi imaginario personal, dirigiendo el discurso de toma de posesión. ¡Era el nuevo jefe edilicio de Esquipulas!

Era joven aún y con muchos deseos de poner al servicio del pueblo mi fe y mi amor por la gente. Demás está contar que llevé el susto de mi vida cuando el auditor dijo que sólo había en la tesorería Municipal ¡DOS QUETZALES CON CUARENTA Y SIETE CENTAVOS! Dos quetzales con cuarenta y siete centavos que no alcanzaban ni para comprar una gaseosa. Sin embargo, en una multiplicación, que no fue de panes ni de peces, logramos en tan solo dos años y medio transformar la fisonomía de nuestro Municipio en algo que hasta la fecha se recuerda con admiración. Ocho edificios escolares surgieron durante mi gestión como alcalde. Se construyeron nuevas carreteras que trajeron desarrollo a las aldeas, se construyeron nuevos proyectos de agua potable, se cuidaron los bosques y se clausuraron los aserraderos ilegales, puentes y badenes surgieron por doquier como por encanto, adoquinamos la mayoría de calles de la ciudad, mejoramos el alumbrado público, saneamos las finanzas municipales, establecimos orden en la ciudad, construimos sistemas de drenajes en varias colonias, creamos las plazas de maestros municipales, y por si esto fuera poco, construimos la calle Monseñor Mariano Rossell y Arellano a la que durante mi campaña bauticé como la Calle del Millón, sobrenombre que tiene hasta hoy, paviventamos en su totalidad la tercera calle y la Colonia San Juan, la séptima avenida, Colonia Santa Gudelia, construimos proyectos de agua potable en Las Crucitas, Atulapa, Montesinas y Potrerillos, dotamos de útiles escolares y material didáctico a las escuelas, etc., cetc., y, para cerrar con broche de oro este recuento, reconstruimos la Doble Vía, con una jardinera central y un pequeño jardín de rosas en el Monumento a la Paz.

¿Qué cómo lo logramos? Con dedicación y honradez. Cada paso que dimos fue debidamente planificado. No fueron decisiones personales las que se evidenciaron para lograr el desarrollo; fue el consenso de una Corporación dinámica y muy profesional y el apoyo de un equipo de jóvenes comprometidos con el Municipio.

Muchos años han pasado desde entonces, mucha agua ha corrido bajo los puentes, sin embargo, la obra que impulsamos todavía está allí como testimonio del esfuerzo y la dedicación de un alcalde que no pensó en él ni en el partido que lo postuló, sino en el pueblo, este pueblo que merece un mejor destino y no el destino que vive hoy, caracterizado por la lapidación del erario público y por una corrupción galopante sin precedentes que lo está llevando a la quiebra y a la debacle institucional.

Fuente JuanPabloEspino.com
Catgorías: Actualidad

3 Comentarios

  1. esquipulteco dice:

    Independientemente de la obra física, algunos también comentan por allí que durante su gestión;
    1) Usted personalmente salía a las 6 de la mañana a verificar que la gente no estuviera malgastando el agua, y que la gente no estuviera ocupando las calles a su antojo, con arena, ripio y otros materiales de construcción.
    2) Que usted y otros miembros del consejo personalmente salían por las noches a controlar que todos los negocios especialmente de la doble vía cumplieran con los estándares de calidad requeridos. (sobre todo negocios de alimentos)
    3)Que usted personalmente corrió a un par de empleados de la municipalidad, porque pensaban que había ganado un partido político y por lo tanto tenían cuello sin necesidad de trabajar por el pueblo.
    4)Que usted personalmente se presentaba de sorpresa ante la gente que estaba trabajando en las obras municipales, sobre todo en el arreglo de calles.
    5)Que usted dió la orden a su tesorero de que los cheques de cobros por pagos de salarios fueran entregados en cada uno de los puestos de trabajo, esto con el fin de no dejar de atender al usuario que llega por eso a la muni, por que lo atiendan.

    En fín fueron varias cosas que como esquipulteco me enteré durante su gestión, en beneficio de Esquipulas.

    Saludos señor Espino…..

    3)

  2. alici alvarado dice:

    Juan pablo me entere de cosas que no sabia pero me da muchisimo gusto saber que ud. personalmente supervisaba los trabajos y asi deberia de ser para que no haya tanto despilfarro. Ahora tenemos los esquipultecos aun persona excelente que se esta postulando para alcalde y el es el Senor Carlos Lapola yo se que el ya lo trae de vocacion de ayudar a la gente en general. asi que a votar por Calos Lapola futuro alcalde por el partido patriota. necesitamos un cambio y el es el indicado.

  3. esquipulas dice:

    vamos Arturito Lopez, tu eres la mejor opcion..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>