Celebraciones del Jueves Santo

Autor: admin

Rememorando la estancia de Jesús en el huerto de Getsemaní, los feligreses de la Parroquia Santiago, participaron de la procesión de Jueves Santo.
Las procesiones de Esquipulas, tienen la característica de ser totalmente abiertas a la participación de los peregrinos que sin tener que vestir obligadamente las túnicas de cucuruchos, pueden espontáneamente formarse en fila y cargar las procesiones.

Jesús en el Huerto

Llegado al umbral de su Pascua,
Jesús está en presencia del Padre.
¿Cómo habría podido ser de otra manera,
dado que su diálogo secreto de amor
con el Padre nunca se había interrumpido?
“Ha llegado la hora” (Jn 16, 32);
la hora prevista desde el principio,
anunciada a los discípulos,
que no se parece a ninguna otra,
que contiene y las compendia todas
justo mientras están a punto de cumplirse en los brazos del Padre.
Improvisamente, aquella hora da miedo.
De este miedo no se nos oculta nada.
Pero allí, en el culmen de la angustia,
Jesús se refugia en el Padre con la oración.
En Getsemaní, aquella tarde,
la lucha se convierte en un cuerpo a cuerpo extenuante,
tan áspero que en el rostro de Jesús el sudor se transforma en sangre.
Y Jesús osa por última vez, ante del Padre,
manifestar la turbación que lo invade:
“¡Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz!
Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lc 22, 42).
Dos voluntades se enfrentan por un momento,
para confluir luego en un abandono de amor ya anunciado por Jesús:
“Es necesario que el mundo comprenda que amo al Padre,
y que lo que el Padre me manda, yo lo hago” (Jn 14, 31).

 

Durante todo el día, centenares de católicos pasaban a venerar al imágen de Jesucristo que fué puesta en el tradicional jacal. Aún a la media noche la fila continuaba.

Lavatorio de los pies

Cuando el Evangelio de San Juan relata que Jesús decide lavarle los pies a sus discípulos, nos ofrece un testimonio de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia que tenemos nosotros los fieles.
Entre los detalles que hacen diferente a la Misa de la Celebración de la Cena del Señor a otras misas durante el año es que en esta se incluye una parte donde se lavan los pies a los apóstoles representados por doce niños o ancianos de la comunidad.
En esta parte de la misa resalta la importancia tan grande que tiene el servicio al prójimo.

Además se bendice el oleo santo que es usado para varios sacramentos dentro del rito católico.

Los elegidos para esta ceremonia fueron los “apóstoles” que usualmente colaboran en los actos religiosos como las procesiones.

Catgorías: Eventos, Noticias, Religion

1 Comentarios

  1. aury dice:

    todo es muy bonito las costumbres y sus comidas tipicas no dejen de hacerlo no pierdan las tracisiones por favor…