COMPLETOS!

Autor: nicorleone

Hace dos semanas una persona que conozco me contó que siente gran tristeza porque algo falta en su vida. “Hace tiempo que no tengo amigos” – dijo – “¡Es tan difícil encontrar una amistad verdadera!” Y no la culpo por su decepción: ciertas personas, que consideraba muy queridas, cambiaron su actitud de un momento para el otro, defraudando su confianza y su afecto.

Para quienes tenemos una cuenta de correo electrónico, es un clásico recibir todo tipo de mensajes para determinadas fechas especiales. Algunos nos escriben con frases hechas, totalmente impersonales. Otros (con un poco más de esmero) insertan un link que nos remite a una atractiva tarjeta… ¡virtual! ¡Y ni hablar de aquellos mensajes que saturan el espacio de nuestras casillas con sus archivos adjuntos que han sido diseñados con Power Point!

Pero cuando comencé a pensar en este asunto recordé una frase que escuché hace tiempo: “Dios quiere que seamos personas diferentes”. E inmediatamente apliqué esta declaración a las intrincadas dimensiones de las relaciones humanas y llegué a la conclusión que se trata de otro cliché sin coherencia ni fundamento en el más sencillo análisis del sentido común.

Dios no quiere que seamos personas diferentes (noticia número uno: ya somos diferentes). Dios desea que seamos personas completas (noticia número dos: todavía somos incompletos).

Si usted es honesto consigo mismo / consigo misma, coincidirá en el hecho que no hay nada más decepcionante y gratificante al mismo tiempo que la relación con los demás seres humanos. Pero el problema mayor, y que puede llevarnos aun a la depresión, es anhelar que los demás hagan por nosotros lo que por naturaleza no pueden hacer: satisfacer la incesante búsqueda de ser amados, libres y realizados. En otras palabras: ayudarnos a dejar de existir para comenzar a vivir.

Jesucristo dijo: “El que confía en mí, nunca más volverá a tener hambre; el que cree en mí nunca más volverá a tener sed” (San Juan 6.35). Creo, pues, que Dios quiere potenciar nuestra individualidad, porque nos creó como personas diferentes, pero también estoy convencido que dejó en nuestras manos la elección de acercarnos a Él para ser completos y llenos de vida.

¡Buen Fin de Semana!

CRISTIAN FRANCO

Catgorías: Noticias

Los comentarios están cerrados.