El día del lápiz

Autor: nicorleone
El día del lápiz

Hace un rato, nuestro colaborador, reportero Víctor Hichos me me envía un SMS que  dice: - Jefe, hoy es el Día del Lápiz por si le interesa!

Mi reacción inmediata fue reír, recordando los años mozos cuando en la escuela se buscaba cualquier pretexto para tomarse el día libre y el Día del Lápiz era el mejor argumento.

Pues, confieso mi ignorancia sobre esta celebración y para quienes ignoraban esta fecha les comparto un artículo de Prensa Libre.

El Día del Lápiz sí existe

El 30 de marzo de 1858 se otorgó la primera patente por pegar un borrador al extremo de un lápiz, hecho que dio origen a que ese día fuera dedicado a este útil instrumento.

Un lápiz puede trazar una línea de 56 km de largo, escribir un promedio de 45 mil palabras, absorber 17 afiladas y eliminar sus propios errores.

Es uno de los grandes inventos tecnológicos de todos los tiempos; el juguete de tecnología original, al proporcionar la plataforma para el lanzamiento de todas las expresiones de arte, diseño y comunicaciones.

Hay un lápiz en todas partes: en casa, en el trabajo, en los estudios, hasta en un campo de golf. Sin embargo, pocas veces se repara en la importancia de esta pequeña herramienta.

“En reconocimiento de su gran utilidad y como copartícipe en la historia del lápiz, Faber Castell decidió instituir el 30 de marzo como Día del Lápiz en Guatemala, ya que se celebra en países como Ecuador, Alemania, Austria, Inglaterra y Rusia”, explicó César Balconi, de esa empresa.

La idea de poner una mina delgada de grafito en una envoltura de madera o en una vaina —funda— de metal, surgió hace cientos de años.

Con el tiempo, el lápiz ha pasado de ser un instrumento de escritura simple para transformarse en una pieza de joyería, sin límite para la inventiva y con capuchones de diversos materiales que protegen la mina y su envoltura.

El lápiz más antiguo del mundo fue descubierto hace pocos años, durante el trabajo de restauración efectuado en el ático de una casa con entramado de madera, de Suabia, Alemania, construida en 1630. Este se encuentra ahora en la colección de Faber-Castell, una empresa con una producción de más de dos mil millones de lápices de grafito y de colores al año.

Fuente Prensa Libre
Catgorías: Actualidad, Noticias

1 Comentarios

  1. M. en C. Javier Salazar Vega dice:

    Yo uso lapicero o portaminas, para no gastar en madera o plástico. Es una foram de proteger a los árboles o gastar menos energía en la construcción del polimero que usan para fabricarlos.
    Trabajo como maestro, doy clase de química a Ecólogos Marinos. Soy mexicano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>