El orgullo de Esquipulas

Autor: nicorleone
El orgullo de Esquipulas

El originario de Esquipulas, de 24 años, es el segundo mejor guatemalteco y ocupa el puesto 13 de la general, con una diferencia de 9:16 en relación al líder, el colombiano Juan Pablo Suárez.

Hernández se quedó con los deseos de darle a los aficionados nacionales el sabor de una etapa, pero también quedó contento porque hizo el mayor esfuerzo por subir al podio.

Gloria a Guatemala

“Estoy contento con el esfuerzo realizado. Me siento bien, porque traté de darle la gloria a Guatemala, pero lamentablemente no se pudo. Sin embargo, voy a continuar en la lucha por ganar una etapa”, declaró.

Carlos Gabriel reforzó su ánimo positivo ayer por la tarde, después del respectivo masaje de recuperación. Por eso se mentalizó en buscar el protagonismo en la etapa y trató de participar en cualquier fuga. Con esa convicción empezó la faena.

Eso le permitió ganar la tercera meta volante, en el cierre de la octava vuelta del circuito en la calzada La Independencia, en Quetzaltenango.

El nacional no pudo con Contreras en el descenso hacia San Pedro Sacatepéquez, porque titubeó al principio de la bajada. Cuando apretó el paso ya no pudo hacer contacto con quien al final ganó.

“Mi actuación se la dedico a mi equipo, a mi familia y amigos. Le agradezco a Dios por las fuerzas que me brindó, lo cual me dio la oportunidad de conquistar el segundo lugar”, afirmó.

Otro aspecto que le dio fuerzas adicionales al de Esquipulas fue el ánimo de los aficionados. “Me sentí bien y eso me impulsó cuando la gente gritaba mi nombre, o decían vamos Panito. Eso es lo máximo, especialmente cuando uno no es de aquí”.

El ciclista afrontó otro inconveniente, porque afrontó problemas de congestión en la nariz, lo cual le impidió respirar con normalidad. “En algunos momentos me afectó, pero ese inconveniente lo afronté, porque son cosas a las que todos estamos expuestos”, agregó.

La combinación de temor y bajar sin ninguna medida de precaución acompañan al pedalista en el descenso. Carlos Gabriel reconoció que al empezar ese terreno estuvo tranquilo, pero tuvo que haberlo hecho con todo desde el principio. “Me abstuve un poco y fue hasta después cuando empecé a acelerar”.

También señaló que cuando hay reservas en el descenso, se debe a los problemas que se pueden presentar, como un severa caída, lo cual puede dar dañina en la carrera deportiva del ciclista.

“Es mejor tomar precauciones, porque hay más carreras, pero uno debe de estar atento y preparado a cualquier carrera”.

Fuente Prensa Libre

Catgorías: Deportes, Noticias

Los comentarios están cerrados.