El peregrinaje del hallazgo del Cristo en Los Pantanos

Autor: nicorleone
El peregrinaje del hallazgo del Cristo en Los Pantanos

Una actividad popular y religiosa que se realiza en la costa. Los peregrinos llevan en procesión al santo, con alimentos y dulces que distribuyen a su llegada a la Iglesia de Antón, Panamá.

ANTÓN. Desde hace cinco años, cada 5 de enero la comunidad de pescadores de Los Pantanos, al borde de costa antonera, realiza un peregrinaje de tres kilómetros y medio desde la pequeña capilla hasta el atrio de la parroquia de Antón, casa espiritual del venerado y uno de los más reconocidos íconos religiosos de la feligresía, no solo de este distrito, sino de todo el país, para representar la leyenda del hallazgo del milagroso Cristo de Esquipulas en la playa de Boca Nueva.

En Los Pantanos, el Comité Católico y el grupo de apoyo de la comunidad organizan para horas de la tarde un sociodrama en el que participan los niños. Allí recrean el momento en que los pescadores hallaron una caja rústica en el mar cuyo contenido era la imagen del Cristo y la forma como el Esquipulas ‘milagrosamente no quiso ser trasladado jamás a otro lugar’.

Con espontaneidad, regocijo y humildad dignos de compartir, los moradores llevan durante el recorrido las redes de pescar, cañizos (especie de mochila de madera para cargar), tinajas para agua, motetes, dulce de suripico —que se prepara a base de leche cortada y raspadura—, bateas con pescado seco, bienmesabe —un dulce de antaño— que, acompañado con arroz con coco, concha guisada y tajada, brindan a los asistentes después de la dramatización en la entrada del templo.

Elida García de Aparicio y Emeterio Jaramillo son dos fervientes promotores de la peculiar ceremonia y peregrinaje en la que toda la comunidad, adultos, niños, hombres y mujeres, se involucra.

Este año han recibido aportes de personas residentes en Antón y otras provincias.

Actualmente, se reúnen unos 100 peregrinos, pero de seguro el Santo Cristo de Esquipulas de Los Pantanos llevará más gente hasta el borde de la costa.

Ayer jueves 6 de enero fue la bajada de la imagen del Santo para el lavatorio.

El agua es distribuida entre los feligreses como muestra de bendiciones.

Desde ya mucha gente de distintas partes del país comienza a llegar a Antón para los inicios de la celebración, que culmina el sábado 15 de enero con una fervorosa procesión.

Fuente Ricardo Fernández, Diario La Estrella

Catgorías: Noticias, Religion

Los comentarios están cerrados.