El Turismo es Riqueza

Autor: El Mensajero

El Turismo es Riqueza para todos.

VATICANO, 28 Ago. 06 – En un mensaje hecho público con ocasión de la Jornada Mundial del Turismo 2006 que se celebra el próximo 27 de septiembre, el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes recordó que el turismo es una ocasión para vivir el testimonio cristiano.

El documento titulado “El turismo es riqueza”, lleva la firma del Cardenal Renato Martino y Mons. Agostino Marchetto, respectivamente Presidente y Secretario del dicasterio.

El texto saluda a todos los que trabajan en el sector del turismo y cuantos acogen a los turistas con “trato humano, amable y, para muchos, también cristiano”.

Tras señalar las numerosas implicaciones y repercusiones enlazadas con el fenómeno turístico, que va creciendo cada vez más y que tiene múltiples aspectos, el mensaje destaca las posibilidades de encuentro y reciprocidad que se abren en los viajes.

Según el documento, el turismo es riqueza “precisamente en la medida en que nos ayuda a relativizar los sistemas llamados ‘ricos’ y nos abre a la percepción de otras formas de ‘ser ricos’”.

“Los pueblos –sigue el texto– se encuentran en un movimiento turístico imparable”, y auspicia que en medio de esta tendencia “se fortalezcan cada vez más los sentimientos de solidaridad hacia los pueblos necesitados”; un hecho que debe darse “cuando se abren las ventanas de un sistema, favoreciendo el acceso a los tesoros culturales, históricos, naturales, estéticos, humanos y espirituales que cada pueblo conserva más o menos celosamente”.

“El contacto con el otro lleva, más bien, a descubrir su ‘secreto’, a abrirse a él para aceptar sus aspectos válidos y contribuir así a un conocimiento mayor de cada uno. Es un proceso largo, encaminado a formar sociedades y culturas, haciendo que sean cada vez más reflejo de los multiformes dones de Dios a los hombres”; agrega el texto, citando al recordado Pontífice y Siervo de Dios Juan Pablo II.

El turismo revela una riqueza universal, que no rechaza al hombre, sino que conserva sus huellas”; dice el mensaje; al destacar que “nadie es copia, todos somos piezas únicas y no el resultado de una clonación: somos la expresión de la vida de Otro que es la Vida… Todos llevamos el sello del misterio y cada uno está marcado por el deseo de Absoluto, marca de fabricación que indica que Dios nos ha hecho a su imagen y semejanza”.

Catgorías: Noticias

Los comentarios están cerrados.