Guatemala, El Salvador y Honduras lanzan plan de protección de la zona Montecristo

Autor: admin

aptm Metapán, El Salvador - Los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras lanzaron ayer el Proyecto de manejo integral del área protegida Trinacional de Montecristo (APTM), para conservar una reserva ambiental compartida por los tres países centroamericanos.

La vicepresidenta salvadoreña, Ana Vilma de Escobar, dijo en el acto oficial que “estamos comprometidos con proteger esta área, no solamente como un patrimonio regional, sino como uno de los principales refugios de biodiversidad del corredor biológico mesoamericano”.

Al acto también asistieron los vicepresidentes de Guatemala, Rafael Espada y de Honduras, Elvín Santos, quienes junto a de Escobar encabezan la llamada Comisión Trinacional del Plan Trifinio (CTPT).

La zona de Montecristo es una reserva ambiental con una extensión de más seis mil 645 hectáreas de bosque en la que se encuentran 45 municipios pertenecientes a los tres países.

El acto de lanzamiento tuvo lugar en el Jardín de los Cien años, que pertenece al municipio salvadoreño de Metapán, unos 111 kilómetros noroeste de la capital.

La funcionaria salvadoreña expresó que Montecristo tiene un “valor hídrico incuestionable” debido a que es fuente de tres de los principales ríos que abastecen el consumo de los tres países en referencia a los ríos Lempa, Motagua y Ulúa.

Un documento entregado a la prensa destaca que los objetivos del APTM son facilitar la consolidación jurídica y territorial de los países, el manejo integral del área, el uso sostenible de los recursos naturales y ordenamiento ambiental, así como el seguimiento e investigación de las condiciones ecológicas y socio económicas.

El secretario del APTM, el salvadoreño Julián Muñoz, indicó que “a través de este proyecto se estará legando un modelo de gestión ambiental compartido que pueda ser replicado en otros países centroamericanos y latinoamericanos”.

De Escobar, sostuvo, por su parte, que la Comisión que integran los tres vicepresidentes “ha iniciado el proceso de convertir la región en la primera reserva de biosfera transfronteriza trinacional de Centro y Suramérica” ya que una petición en ese sentido ha sido entregada recientemente a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Espada afirmó que el proyecto es un ejemplo de la integración centroamericana porque “ya no queremos fronteras, ya no queremos límites, queremos lazos de amistad, queremos unificación”.

El vicepresidente Santos destacó que este tipo de planes son bien vistos por la comunidad internacional cooperante ya que son una muestra del avance de la integración regional y que esperan que “este proyecto sea reconocido con la importancia que ostenta”.

Fuente ACAN EFE  y Prensa Libre, Foto de Juan Carlos Barahona de LA PRENSA

Catgorías: Noticias

Los comentarios están cerrados.