PERSONAJES DE ESQUIPULAS

Autor: admin
Chentio

Chentio

Casi siempre que se habla de personajes, nos remitimos inmediatamente a las personas aquellas que han sobresalido de alguna manera en el campo de los negocios, al Ciencia, la Educación, la Política y demás hierbas, y que ocupan o han ocupado importantes cargos de notoria relevancia en la vida nacional.

Sin embrago, excluyentes y segregacionistas como somos, hemos proscrito del paraíso de los “doctos” a aquellas personas con defectos físicos y mentales o con alguna discapacidad intelectual, pero que son parte de la vida de nuestro pueblo, que han alcanzado notoriedad no por escribir un libro o patentar un invento, pero sí por orinarse en la vía pública, o por creer, en el fantasioso mundo de su maltrecho raciocinio, que su actuación es normal y aunque a nosotros los “cuerdos”, su proceder nos parezca inverosímil, su manera de actuar es normal.

Abundaron ayer y abundan hoy, recordados personajes que han sido parte importante de nuestro conglomerado social, tal el caso del desaparecido “Moncho Loco”, que de loco, tuvo únicamente lo que la gente quiso creer de él. Con la escalera al hombro y la brocha de mescal en la mano, este legendario personaje iba mañana y tarde por los barrios de la antañona Esquipulas encalando las paredes, gesticulando y hablando para adentro de las cosas idas. Monologando en el silencio de las horas cómplices, que se alejaron de puntillas, quizá para no despertarlo del eterno sueño, el dulce sueño de color rosado que le pidió ese día que guardara la brocha y la escalera, porque le habían ordenado conducirlo al encuentro de la hermana muerte en  una noche sin luna y sin estrellas.

Manuel “Risa”, “El Gato”, que tenía más de gato que de loco. “El Pululo”, “El Manotas”, “La Brujita” y “La Secretaria”, la humilde mujer  aquella que se pasa la vida redactando cartas de amor para el príncipe azul que un día perdió en los averiados vericuetos de su mente y que, al no recibir contestación, se hunde como un barco sin timón en el sopor de un bote de alcohol barato.

“Santiagón”, conocido antaño como “El Camión Humano” por su fuerza descomunal; que sirvió a los poderosos y ricos del reino que le negaron techo y comida, y que, apedreado por los niños y a punto de ser atropellado por las motos y los carros de los hijos de aquellos que se aprovecharon de la fuerza de su juventud, vagaba de acá para allá con un costal de sueños rotos sobre el hombro, aplanando calles, comiendo a veces, haciendo como que dormía en una dura y  fría banqueta de una casa abandonada, fumando puro y espantando con el humo del tabaco los fantasmas del ayer que le robaban sus sueños y arañaban sin asomo de  piedad la carita triste de sus esperanzas.

Timoteo Canán, alias “Camión Chato”, desarrapado y feo, desyerbando jardines, botando basura, haciendo mandados y a punto de volcar por lo gastado de los tacones de lo que pudo haber sido alguna vez un par de botas vaqueras, es también el guatemalteco despreciado que presta un humilde servicio desde su maltrecha condición de ser humano y que en más de una ocasión se ha convertido en la burla de los muchachos del pueblo, este pueblo mío que en su loca carrera egocéntrica, ha olvidado cuánto le debe y cuándo hay que pagarle..

Amilcar Cantarero, hombre pequeñito, que sólo tenía un remedo de manos en sus muñecas, pero que había pulido su lengua con la lija de los diccionarios; que hablaba bonito, leguleyo de los tribunales, poeta y borracho, que pasó sobre nuestra tierra como un bólido, pero que escribió una página brillante en la historia de un pueblo llamado Esquipulas.

Tonito “Zunza”, el pequeñín serenatero del que se dijo siempre que la guitarra era más grande que él, el cantor de amores y leyendas que “endulzó” con su canto destemplado los oídos de más de una ingrata; personaje importante de este recordatorio obligado, que a pesar de ser viejo, tenía las manos de un niño de nueve años, pero que fue querido y apreciado  por el pueblo. Bohemio, soñador y hasta poeta, que dejó la huella de su mano marcada en nuestra historia y que es también el personaje popular que se recuerda con cariño.

La Juana “Pinocha”, que en el secreto profesional de su oficio de sexo servidora escondió la inocencia de muchos esquipultecos, que ayer patojos (hoy prominentes profesionales), hicieron uno de ella cuando las hormonas les comenzaron a florecer y el cosquilleo de los “pelitos de maíz” naciéndoles abajito del ombligo, los obligó a correr en busca de su puerta, aconsejados por el viejo que todo lo sabe, pero que en realidad no sabe nada.

¡Juana “Pinocha!, mujer elegante, prostituta y borracha, que se fue un día por el camino de la tarde en plena deshojazón de margaritas y no volvió más. Que se quedó para siempre en el fondo de una rústica caja de pino, soñando amores, tejiendo sueños con hilos de nostalgia y llanto, que diluyeron sus ojos en la agonía de una noche sin fin.

Juan “Pinocha”: yo también te confié el dorado secreto de mi adolescencia y aquella cuando me dijiste adiós con la mano estirada para recibir el billete arrugado con el que pagaba tu servicio, yo el poeta salí feliz por la empedrada calle en un vuelo de faldas de camisa. ¡Había dejado de ser niño; me habías convertido en hombre!

Sin embargo en esta extensa lista de héroes anónimos, de personajes populares, de cuerdos y de locos, de grandes y pequeños, no podía faltar el pequeño gran Chentío.

¡Ah, Chentío! Policía, guardaespaldas con pistola de juguete; bombero, agente de tránsito, vendedor de periódicos, mandadero, activista político, fogoso orador y hasta candidato de mentiras de un Partido inexistente, es hoy por hoy el personaje más popular de nuestro pueblo.

Con la mentalidad de un niño de ocho años, este personaje cincuentón cobra las entradas en la fiesta, carga el muerto y dice los discursos fúnebres en los cementerios; lleva la canasta del mandado a las señoras; es el primero en agarra el bote de las colectas en los teletones, pide dinero cuando hay que curar algún enfermo y, cuando algún desinformado quiere enterarse de todo lo que pasa, que busque de inmediato al famoso Chentío, que ágil como cualquier experimentado reportero, le tendrá noticias frescas de primera mano.

¡Ah, Chentío!, la vida te hizo pequeñito como un tapón de corcho, pero te puso en el pecho un corazón de gigante. Naciste para hacer el bien en un mundo donde impera la maldad y la malicia de la gente…

Mañana cuando mueras, pequeño gran Chentío, niño grande de boca chupada y zapatos torcidos, ¿quién dirá ante tu tumba el discurso postrero con voz astentoria como vos lo hiciste? ¿Quién llevará de la mano al ciego? ¿Quién correrá primero tras el bote de las colectas para socorrer a los necesitados? ¿El que se burla de vos? ¿El que te mira con rabia y con desprecio porque sabe que jamás podrá igualarte?

No lo sé, Chentío; la verdad es que no lo sé. Sólo sé que yo estaré con vos en materia o en espíritu, para acompañarte triunfalmente por el camino hacia la estancia eterna de la que no se vuelve.

Por Juan Pablo Espino Villela.

15 Comentarios

  1. Marvin Rodriguez dice:

    es increible que en ese pueblo tan lleno de personas creentes en un solo Dios el Dios de el cielo i la tierra no puedan entender que esta personas (Chentio) tiene un gran testimonio, su testimonio es un testimonio que aun la persona con mas educacion escolar no podria entender. yo me acuerdo en mi nines, despues de crecer en la calle real; ver i oir a chentio todas las cosa que el hacia i decia, le llamavamos “loco” “chentio metido” le chiflavamos como decir chentio metido, el sabia lo que estabamos haciendo i aun el no se quejaba solo seguia caminando con sus pasos cortos pero muy rapidos. ahora reacciono i me doy quenta que los locos eramos nosotros que nos burlavamos de el, esta persona tiene un DON dado solo por Dios todopoderoso, en ese pueblo la jente jusga mucho a lo que vistes lo que tienes si quieres ser parte de la “sociedad” el esta disponible a ayudar a las gente a dar noticias ha hacer reir a cualquier persona a cargar muertos etc. el hace todo esto si pedir nada a cambio, a mi me gustaria saber cuantos de ustedes que viven en ese pueblo se han detenido al encontrarse con Chentio para darle gracias i Bendiciones en el nombre de Dios por todas las cosas que de alguna maneran u otra han impactado sus vidas? yo desafortunadamente no vivo ahi pero en mis oraciones le dare gracias porque aunque hace 17 anos no lo he visto aun me acuerdo de el.

    QUE DIOS TE BENDIGA “CHENTIO” si alguien lo ve porfavor diganle que DIOS lo bendiga de mi parte.

  2. any dice:

    Gracias por el comentario sobre los personajes de Esquipulas. aunque no los conocí todos, puedo decir que chentío es un dulto con corazón de nino, es una persona tan educada digno de nuestro respeto, aúque la gente que no conocela palabra respeto se buerlen de él. Gracias Juan Pablo.

  3. milton dice:

    GRACIAS POR ACORDARSE DE JENTE TAN ESPECIAL DE ESQUIPULAS AUNQUE TENGO MUCHO TIEMPO VIVIENDO EN USA LOS RECUERDO COMO SI LOS TUVIERA PRESENTES MAS A CHENTIO METIDO COLA DE SAPO

  4. Henry dice:

    solo ofensas son

  5. Es increible como pasa el tiempo, y que este personaje muy querido por todo el pueblo tenga tantas anecdotas que contar acerca de su persona que no le alcanzaria la vida misma para desglosar cada historia real o fantaciosa que el ha vivido, me alegra saber que todavia existe gente como ustedes que nos hace volver a vivir nuestra infancia y acordarnos cuando mi mama nos decia que si haciamos caso hiba a traer a chentio para que nos llevara y nosotros nos reiamos porque Chentio era amigo de nosotras. Momentos que no se vuelven a repetir.

  6. CARLOS dice:

    GRASIAS A JUAN PABLO ESPINO POR TAN LINDO REPORTAJE QUE NOS YEVA A NUESTRA LINDA TIRRA CON TAN LINDOS RECUERDOS ANOSOTROS QUE NOS TOCO DEJAR NUESTRA TIERRA ESOS PERSONAJES NOS TRASLADAN YMAJINARIA MENTE A NUESTRA TERRA

  7. LEO dice:

    Es muy especial este reportaje gracias a la persona que lo escribio, yo pienso que se deberia incluir a DON MANUEL CULEBRON.

  8. marvin.ed.a. dice:

    Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah mi Guatemala, como has cambiado, enfermo de la pobreza, el temor invade tu corazon, el miedo aterra la alegria de chicos y grandes, el espiritu amigable parece que da su brazo a torcer, impera el terror y todo por la culpa de la ausencia del amor, pero, siempre una luz brilla al fondo, mientras todo casi casi lo damos por perdido, renace una alegria con esa picante sonrisa que brota al saber que mientras unos se amargan la vida, otros dan la vida por el projimo sin recibir nada a cambio, llevan por naturaleza la solidaridad en sus corazones y el hecho de ayudar no significa que a ellos le sobre sino que sienten la necesidad y ven en los demás lo duro que es no satisfacerlo, por eso sin caprichos corren al auxilio de los demás, por eso como parte del pueblo de Esquipulas, rindo tributo a ese personaje tan lleno de gracia, pero sereno en su caminar centrado en sus quehaceres con corazon de niño y cuerpo de adulto, no dejemos que un día desaparezca y nos lamentemos de tan pérdida irreparable, démosle cariño a este ser que vino del cielo y que muchos sin estimarlo le gritan palabrotas aprovechándose de su inocencia que alguna u otra vez contestó con sensatez recordándole a muchos el día de la madre y a muchos recuerda que son hijos de dudosa procedencia, démosle ese regalo tan grande que no tiene valor, un abrazo fraternal y el calor humano de la amistad, porque si lo hacemos con este personaje concocido por todo Esquipulas, empezaremos a construir esa vida que tanto anhelamos y que aún se esconde en el infinito por ese corazón duro y ese orgullo desdichado que no nos deja ser humildes, los invito a que lo hagan y lo inculquemos en familia para que esa construcción no sea un sueño de nunca jamás despertar y por fin obtengamos la paz en nuestros corazones la alegria en nuestro bienestar y la felicidad en nuestro hogares, démosle a CHENTIO UN ABRAZO FUERTE E INMENSO PORQUE ES PARTE DE NUESTRA QUERIDA ESQUIPULAS.-

  9. samuel agustin dice:

    Es una gran persona, siempre le he respetado y lo admiro por su humildad y servicialidad. Chentío es una persona que nos cae muy bien, no porque es fácil aprovecharnos de él. Sino que el hace un favor aunque algunos lo usen como objeto y burla.

  10. juan pablo Espino Villela dice:

    Gracias por los comentarios tan intersantes sobre este artículo y lamento mucho no haber incluído a más personajes, pero un texto demasiado largo a veces es difícil leerlo en su totalidad.
    Actualmente estoy preparando otros trabajos en lo que desfilaràn VIDAS de gente importante que ha dejado huella en nuestra historia: don José Veliz, don Rodrigo Ruiz, doña Adela Ruiz, la “Madre” de los esquipultecos, Salvador Rosales (La Sapa), dentro de la saga de los herreros y, por supuesto, don Manuel (Culebròn), que es digno de mencionarse en estas páginas. Muchos nos haràn reir con sus puntadas, otros nos haràn llorar por los golpes que les ha dado la vida y, otros, simplemente nos haràn volver a los días de nuestra juventud, porque quièrase o no, formaron y forman parte de nuestras VIDAS. Eso, si NICO me sigue dando el espacio.

    Juan Pablo Espino Villela

  11. TELMA HERNANDEZ dice:

    Bueno ante todo quiero felicitarlos por tan bello articulo, claro que me acuerdo de Chentio, Chepe la Minga, me acuerdo muy bien de ellos pero me habian dicho que Chentio ya habia muerto Dios mio que bueno que esta vivo hace cuatro anos que fui a Esquipulas yo lo queria ver y me dijeron que habia muerto te felicito por tu excellent articulo gracias por acordarte de la gente qye merece tener un homenaje tambien de nuestra querida ESquipulas, la verdad que estoy muy orgullosa de mi querido pueblo ESquipulas, ya que yo lo deje hace 28 anos, pero espero undia regresar a disfrutar mi vejez si mi Dios me lo permite

  12. Luis Sagastume dice:

    Un abrazo para nuestro querido Chentío, yo sé que el nos ha hechado el hombro en muchas ocasiones, desde eventos religiosos hasta en más de alguna oportunidad como agente de tránsito, etc.
    Yo pienso que lo que hace grande a las personas no es su edad, ni su nivel de intelectualidad, sino el corazón.
    Chentío es una persona muy bondadosa, amigable, y muy colaborador.
    Aunque digan que es una persona con una mentalidad de niño de ocho años, es mucho más que eso; yo estoy seguro de que si a una persona lo atropella un carro o algo por el estilo, Chentío no lo piensa dos veces para buscar ayuda de inmediato y meterse a auxiliar a determinada persona.
    y, hay un dicho que dice, DONDE VA CHENTE, ALLÍ VA TODA LA GENTE, y eso es verdad, sino solo vean las procesiones, Chentío va adelante con alguna bandera o signo religioso, y ciertamente allí va toda la gente. Con mucho cariño y afecto un abrazo sincero.

  13. Leonel dice:

    Y que me dicen del famoso Diablo Candray, un personaje célebre de Esquipulas, que por todos es conocido con sus grandes dotes de pintor. El pintor hijo de doña Julia Candray, un personaje tambien típico de nuestra Esquipulas, una persona con una mente bastante soñadora. Entre algunos de los pensamientos destacados de este notable e ilustre personaje se cuenta la historia de ” Puchungo ” un perro según la imaginación de el del tamaño de un caballo, un perro gigantesco que el comenta que es de su tio no se que..
    que interesantes historias imaginarias las que cuenta Salvador Regalado Candray, quien tambien comenta que tiene familiares en Honduras los Famosos ” Umansores ” personajes tambien de su notable imaginación los cuales menciona que son apoderados de casi todo Honduras, dueños de compañias aéreas, richachones que le mandan constantemente dinero para que el se pueda dar sus gustos acá en Esquipulas. En fín sería bueno conocer más de este esquipulteco que si bien es cierto no ha ocupado lugares importantes dentro de la sociedad, pero con solo mencionarlo la mayoria de esquipultecos sabe a que personaje me estoy refiendo. Sería bueno señor Juan Pablo Espino que con sus dotes de poeta y un personaje distinguido con la pluma y el papel, nos plasmara algo de historia del famoso Diablo Candray ( Salvador Regalado Candray Hijo de doña Julia Candray)

  14. charo dice:

    Juan Pablo gracias por el articulo tan emotivo, y creame yo quiero mucho a chentio, nos llamamos primos.Yo siempre he deseado que el dia q yo me muera sea ‘el que detenga el tra’fico en el camino de mi casa al cementerio.

  15. Ana dice:

    Es bueno saber de nuestros personajes que durante los años han sido catalogados por sus actitudes y yo creo que a veces nos mienten de ello, al hablar de Juana Pinocha, que cuando era yo una niña la conocì y era una mujer que tuvo su hogar, pero por el alcoholismo èste terminò, dejando a sus dos hijos abandonados, terminando sus ùltimos años en el asilo de Ancianos que funcionaba donde hoy actualmente es la Farmacia San Benito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>