TuricentroLaPlanta

Turicentro y finca de café La Planta
La caída de agua junto a la piscina es ideal para refrescarse.

De fácil acceso y en las cercanías de la Ciudad de Esquipulas, la carretera hacia Honduras lleva en pocos minutos desde esa ciudad al lugar, ubicado a tres kilómetros de distancia.

Su amplio parqueo y verdes instalaciones dan la bienvenida a los visitantes, quienes disfrutan de la agradable y refrescante atmósfera.

Amplitud y comodidad

Posee piscinas, toboganes, restaurante y área para actividades al aire libre, así como un amplio salón para eventos sociales que suele ser sede de distintas celebraciones como bodas y fiestas de quince años.

El turicentro combina de manera agradable sus instalaciones con el entorno natural, el cual posee una excelente jardinización y proporciona suficiente espacio para quienes gustan acampar pernocten sobre la grama.

De igual manera si el visitante lo desea puede solicitar, vía reservación, un lugar para alojarse en sus instalaciones.

Los monos y venados son una excelente distracción para los niños.

Curiosos anfitriones

Aparte de las piscinas y toboganes, los monos y venados del lugar son con frecuencia el centro de atención, juguetones y con curiosidad se acercan a los visitantes.

Los niños suelen ser los que más disfrutan observando los cuidados de las madres con sus cachorros. De igual manera alimentarlos se convierte en una actividad relajante y contemplativa.

El lavado y proceso de secado en la planta puede ser observado en detalle por los visitantes.

A pocos minutos del turicentro se encuentran las instalaciones de procesamiento de la finca.
Según la época, un aroma ácido anuncia las áreas donde se dispone del café para su secado.
Una vez listo es transportado hacia la planta de procesamiento, donde la maquinaria y el bien coordinado equipo de trabajo hacen el resto.

Los estudiantes de agronomía suelen ser algunos de los visitantes más asiduos por asignación universitaria, pero tanto ellos como los visitantes en general no pueden más que sorprenderse al caminar por las plataformas y observar las grandes cantidades de café que se procesan en las instalaciones.

El recuerdo de la visita de la Madre Teresa de Calcuta invita inevitablemente a pensar y reflexionar sobre su vocación de servicio al prójimo.

Un lugar histórico

Con el paso de los años, la finca ha recibido un sinnúmero de visitantes, pero dado que Esquipulas en general es una región de peregrinaciones, hay una que destaca y cuya huella permanece como un agradable recuerdo de ejemplo y piedad.

Es en un espacio sencillo, sobre la grama y bajo la sombra de un árbol, donde la Premio Nobel de la Paz, Madre Teresa de Calcuta, oró por la Paz de Centro América el 18 de julio de 1980 en su visita a Guatemala.

En este espacio se conserva una placa conmemorativa que ahora forma parte del recorrido turístico de los visitantes.

Para llegar al turicentro

Luego de alcanzar la Ciudad de Esquipulas, la carretera hacia Honduras lleva directamente al lugar, que luego de tres kilómetros indica el cruce hacia la aldea Santa Rosalía.

Al continuar por este desvío hacia la derecha se alcanza en poco tiempo la entrada del turicentro, el cual permanece abierto de martes a domingo.